¡Como en casa en ningún sitio! 7 ejercicios para adelgazar sin necesidad de ir al gimnasio

Después de haber pasado el verano pecando y comiendo sin reparos, toca también volver a la rutina de esa persona sana que tienes en tu interior y que en realidad eres. Seguramente quieras bajar tripita y volver a sentirte ligera, ¿verdad? Pero, reconozcámoslo, sin hacer deporte no es posible (y las dietas no hacen milagros…). La actividad física es imprescindible para adelgazar y, aunque puede que no tengas el tiempo suficiente o que te de una pereza enorme ir al gym. Con nosotras ya no sirven las excusas porque existen muchas otras maneras de ponerse en forma sin ir al gimnasio, una de ellas es, de hecho, sin salir de casa (sí, sí, lo repetimos: ¡sin salir de casa!).

Así que, deja los pretextos a un lado y ponte en marcha con estos 7 ejercicios que hemos seleccionado para adelgazar sin salir de casa. ¡Empezamos!

1. Sentadillas

Uno de los ejercicios más básicos (y efectivos) para adelgazar en casa. Las sentadillas tienen la ventaja de poder practicarse donde queramos (¡incluso viendo la tele!) y como queramos, siempre y cuando adaptemos la intensidad y cantidad a nuestro nivel físico. Y es que, efectivamente, es un ejercicio muy completo para fortalecer nuestras piernas y glúteos. ¿Cómo hacerlas? Ponte de pie con tus piernas rectas y en línea con el ancho de tus hombros y baja la cadera (como si fueras a sentarte en una silla), cuando estés bajando intenta mantener apretado el abdomen y controlar tu respiración. Repite el movimiento haciendo 3 series de 10 repeticiones. Si no aguantas este ritmo puedes hacer 2 series e ir subiendo el número a medida que vayas cogiendo resistencia.

2. Abdominales

Otro de los ejercicios básicos que te ayudará a perder peso desde casa pero que suele asustar… pero, ¡tranquila! Simplemente necesitas una esterilla para el suelo y una buena música que te motive, ¡y verás que no es para tanto! Túmbate sobre tu esterilla, en una posición en la que te sientas cómoda, y empieza a hacer abdominales. Puedes hacerlos de forma tradicional (subiendo y bajando), abdominales laterales o incluyendo piernas, utilizando por ejemplo una pelota grande de pilates. Una vez más, te recomendamos que adaptes las series a tu capacidad física y que vayas aumentándola según te vayas sintiendo preparada. Con los abdominales notarás una gran mejora en tu zona de la barriga, tanto a la hora de perder grasa como a la hora de fortalecerla. ¡A lucir tripita!

3. Flexiones

Un ejercicio que te ayudará a fortalecer la zona del pecho, especialmente. Para hacerlas simplemente debes tumbarte bocabajo en tu colchoneta y apoyar las manos en el suelo, separadas a la anchura de tus hombros. Una vez colocada, debes bajar y subir el pecho con tus piernas estiradas, de forma que el “peso muerto” de tu cuerpo recae especialmente en tus brazos y en tu musculatura pectoral, ¡ojo! ten cuidado con la postura de tu espalda y lumbares, ¡puedes hacerte daño! Al igual que los abdominales, se trata de otro de los ejercicios más temidos pero con grandes resultados. Te recomendamos realizar 2 series de 15 repeticiones, pero si tienes dificultades para practicarlo de forma tradicional, puedes apoyarte tus rodillas hasta que cojas más soltura con el ejercicio.

4. Zancadas

Es más fácil que los anteriores y verás cómo le acabarás cogiendo el gustillo. Se trata de una de las variaciones de las sentadillas que, por supuesto, también puedes practicar donde tú quieras y como tú quieras (si es que como en casa en ningún sitio…) y que, además, es de los más completos. Trabajarás, principalmente, los glúteos y las piernas. Para hacerlo solo necesitas ponerte de pie recta con las piernas abiertas a la anchura de tus hombros. Cuando estés lista, coloca tus manos en tus caderas y da un paso hacia delante con una de tus piernas, formando un ángulo de 90 grados y, mientras, la otra pierna bajará y tocará el suelo de forma leve con la rodilla. Luego vuelve a la posición inicial y repite el movimiento combinando las dos piernas. Puedes realizar 2 series de 15 repeticiones. Si te atreves puedes incluir un salto entre zancada y zancada. ¡Vamos allá!

5. Carrera en el sitio

Que hagamos ejercicio en casa no significa que no podamos hacer cardio como si, por ejemplo, saliéramos a correr. Este ejercicio consiste en hacer un sprint sin movernos de nuestro sitio. Si te ves con fuerza, puedes subir las rodillas hacia el pecho mientras simulas la carrera. Te recomendamos practicarlo en 2 series de 30 segundos, ¡tú puedes!

6. Bíceps

Un ejercicio que puedes hacer tanto sentada como de pie, ¡lo que prefieras! Para realizarlo necesitarás un par de mancuernas y prestar atención a tu postura con cuidado de no hacerte daño en la espalda. Agarra una mancuerna con cada una de tus manos y levántala hasta los hombros, después bájala lentamente y ve combinando ambos brazos. Si no tienes mancuernas en casa, puedes utilizar un brick de leche o una botella de agua de litro. Para empezar puedes hacer 2 series de 15 repeticiones.

7. Baile

Si te gusta mover las caderas al ritmo de buena música, ¿por qué no introducir el baile en tu rutina de ejercicios en casa? Es una de las actividades cardio más eficaces para adelgazar y, sobre todo, económica (ya que simplemente necesitarás un poco de música y ganas de moverte) y súper divertida. Puedes colocarte frente al espejo de tu habitación o del salón o, incluso, frente al televisor con alguna coreografía de zumba que te pongas en Youtube, ¡existen tantas opciones! ¡Báilate un par de canciones y a disfrutar!

Fuente: Leer Artículo Completo