‘El repostero de Berlín’, rompiendo tabúes en ‘El cine de La 2’

  • La muerte en accidente de un adúltero es la excusa del director Ofir Raul Graizer para contar una historia que ‘amasa’ ingredientes como la homosexualidad, las relaciones de los alemanes con los judíos, y las prácticas religiosas extremas.
  • Tim Kalkhof y Sarah Adler protagonizan este drama de amor y duelo que consiguió una nominación en los Satellite Awards de 2018 como Mejor película de habla no inglesa.

    Thomas (Tim Kalkhof), un talentoso pastelero de Berlín, mantiene un romance con Oren (Roy Miller), un joven israelí que visita con frecuencia la ciudad por negocios. Cuando Oren muere en un accidente de tráfico en Israel, Thomas viaja a Jerusalén en busca de respuestas. Bajo una identidad falsa, se cuela en la vida de Anat (Sarah Adler), la viuda de su amante, que regenta una pequeña cafeteria kosher en el centro de la ciudad. Thomas empieza a trabajar para ella haciendo tartas y otros dulces que devuelven la vida al aburrido local, pero pronto se verá involucrado en la vida de Anat de una manera muy distinta a la prevista, por lo que, para proteger la verdad, tendrá que alargar la mentira hasta un punto de no retorno.

    “Cuando la pasión es más fuerte que la verdad”, dice el tráiler de la ópera prima de Ofir Raul Graizer, que tira de sus conocimientos como profesor de cocina para darnos una receta en la que cuestiona ideas preconcebidas sobre el amor y la sexualidad y retrata el machismo ancestral y la rigidez cotidiana, incluso gastronómica, de la parte más religiosa de la sociedad judía reflejada en la cinta en la figura de Zohar Shtrauss (Moti), defensor de unos valores tradicionales que el recién llegado alemán podría mancillar. “De todos los sitios posibles, ¿metes a un alemán en tu cocina?”, llega a decir.

    La cinta, que se estrenó en 2017 y participó en el Festival de Cine de San Sebastián, lucha por romper ‘etiquetas’ y, como asegura su director, la homosexualidad o heterosexualidad de sus personajes no importa a la hora de contar una historia basada en el respeto de dos personas que “se sienten libres y que juntos ponen en pie el sueño de ese nuevo café”. “Lo más importante es no tener que esconder tu propia identidad”, asegura Graizer, cuya intención era “confrontar dos países con una historia común complicada: Alemania e Israel. Pero al final lo que queda son las personas, el amor, el dolor, la comida…, porque todo el mundo comparte esas cosas más allá de la religión, la nacionalidad o la sexualidad, son universales”.

    El repostero de Berlín (The Cakemaker). Israel, 2017. Drama. 104 min. Dir.: Ofir Raul Graizer. Int.: Zohar Shtrauss, Sarah Adler, Stephanie Stremler, Tim Kalkhof, Roy Miller.

    Fuente: Leer Artículo Completo