Zaitegui Studio, la firma vasca de vestidos románticos vintage

Prendas con grandes volúmenes, tejidos acolchados, prints florales y vestidos de estilo romántico que nos despiertan las ganas de viajar al pasado a través de la moda. Todo esto está en la esencia de Zaitegui Studio, la firma vasca creada por Diana Zaitegui que no te va a dejar indiferente si amas la estética vintage.

Diana creció, literalmente, rodeada de moda, pues forma parte de la segunda generación de la familia Zaitegui, que comenzó llevando varios locales textiles hasta convertirse en un gran negocio familiar. “Pasaba muchas tardes de mi infancia en una de las tiendas de mi madre. La acompañaba antes de acabar la carrera a diferentes ferias textiles y eso hizo que me identificara de forma natural con el mundo textil, aprendiendo sobre tejidos, patrones, acabados de las prendas, etc. Creo que esa circunstancia me proporcionó una educación a lo largo de muchos años y me siento privilegiada por ello”, explica Diana a Harpersbazaar.es.

Por eso no dudó en formar parte de esta aventura familiar y en sus primeros años era la encargada de poner en marcha las colaboraciones con diversos diseñadores y de crear colecciones cápsula en las que se reflejaban su creatividad y el conocimiento de estos artistas.

Hasta que decidió volar en solitario y crear su propia firma: Zaitegui Studio. Para ella, “Zaitegui Studio es fruto de una necesidad que sentía a lo largo de los años de crear algo coherente conmigo misma. Me gusta investigar, aprender y dentro de Zaitegui Studio intento desarrollarlo”. Las prendas de la firma reflejan de algún modo esas imágenes relacionadas con el cine, la pintura y las artes visuales en general que han ido marcando la vida de su creadora.

Sus diseños juegan a menudo con las siluetas, todas ellas impregnadas de un claro estilo lady, y las prendas clásicas conviven con otras de plena tendencia. Los tejidos naturales, desde la seda al algodón o la lana, son los favoritos de la diseñadora, que ha conseguido enamorar con sus vestidos de grandes volúmenes que combinan estampados florales con transparencias y bordados.

La sostenibilidad también está muy presente en el ADN de la firma: “Intentamos apostar x la sostenibilidad trabajando con pequeños artesanos y productores locales, usando tejidos de origen vegetal reciclables y evitando excedentes a través de producciones cortas”, explica Diana.

Ella también apuesta por un cambio de ritmo en la industria, con el fin de hacer las prendas más duraderas y sostenibles. Y tiene claro cómo es esa mujer en la que piensa cuando crea sus diseños: “Una mujer que disfrute con la moda, con la vida, que le guste expresar sus sentimientos y estados de ánimo a través de su imagen”.




Fuente: Leer Artículo Completo