Negro y mini: el vestido de los 90 de Zara

Es un clásico que no pasa de moda. El vestido negro de corte mini se ha convertido en un básico de armario de cualquier fashionista que se precie. Sin embargo, esta pieza vivió su época dorada en la década de los 90 cuando las reinas de la comedia romántica lo lucían tanto dentro como fuera de la pequeña y gran pantalla.

Julia Roberts, Reese Witherspoon, Jennifer Aniston y Meg Ryan se convirtieron en sus más firmes embajadoras y la moda tomó buena nota de ello. El llamado también little black dress encontró en Chanel a su mejor aliado y Karl Lagerfeld lo definió con sumo acierto: “Una mujer nunca puede ir demasiado vestida, ni poco, si elige un little black dress.

De ahí que ahora Zara nos ofrezca la posibilidad de hacernos con uno que tiene mil y una vidas (y combinaciones). Se trata de un vestido negro mini de punto de escote corazón y hombros al descubierto que se ajusta perfectamente a la silueta de cada mujer.

¿Preocupada por el hecho de que no tiene tirantes? No te preocupes porque su escote cuenta con un refuerzo que hará que puedas lucirlo incluso sin sujetador. Eso sí, cuidado con recargar de accesorios y complementos este diseño minimalista porque entonces perderá su fuerza.

¿Cómo llevarlo?

Te recomendamos que por el día lo luzcas con bailarinas, sandalias planas o incluso zapatillas deportivas blancas. Un bolso cruzado mini de color flúor y una bandana a modo de pañuelo en la muñeca harán el resto. Por la noche es hora de sacar todo su brillo. Súbete a unas sandalias de tacón con pulsera al tobillo en color dorado y únelo un clutch geométrico. Unos pendientes dorados XL y un moño bailarina engominado rematarán un night outfit de diez.




Fuente: Leer Artículo Completo