Ashley Graham diseña una colección de vestidos de novia hasta la talla 66

Ashley Graham x Pronovias. Así se llama la colección que la modelo, actriz y defensora del ‘body positive’ ha diseñado para una de las firmas de vestidos de novia más importantes del mundo. Una colección que abarca un espectro de tallas nunca visto, de la 32 a la 66, creada con un corte que garantiza el encaje perfecto para todo tipo de cuerpo. Encajes, abalorios, tules y variedad de formas: palabra de honor, asimétricos, de corte sirena, corte imperio… y hasta un traje de chaqueta para las novias más atrevidas. No hay patrón que se les haya resistido a los de Pronovias.

La idea ha surgido por los problemas que tuvo Ashley a la hora de elegir su vestido de novia cuando se casó, hace ya 10 años. “Las mujeres deberían sentirse seguras de sí mismas y empoderadas en todo el proceso: desde la compra del vestido de novia ideal, hasta el gran día. Cuando hace diez años fui a comprarme un vestido de novia, me costó dar con un estilo de mi talla que me sentara bien y me hiciera sentir especial. Es necesario que el sector nupcial defienda la inclusividad y la diversidad corporal, y por eso es un honor colaborar con Pronovias para ofrecer bellas opciones de lujo en diferentes tallas y estilos”, ha explicado la modelo.

Alessandra Rinaudo, directora artística de Pronovias, añade: “Soy una gran fan de Ashley Graham. En mi opinión, encarna a la perfección a la mujer moderna, una mujer que destila seguridad en sí misma y está orgullosa de su belleza. Gracias a su orientación, hemos mejorado aún más el ajuste y la construcción de nuestros modelos para vestir con estilo los sueños de todas las mujeres del mundo“.

Uno de los modelos estrella de la colección es este traje de chaqueta, sin duda el más original de todos y con el que la propia Ashley posa en las fotos. Eso sí, ella lo lleva en color negro.

Los trajes de novia de la colección de Ashley Graham estarán a la venta a principios de este mes de enero y con precios que van desde los 1.000 hasta los 3.500 euros, dependiendo del modelo.

Porque todas las novias, tengan la talla que tengan, tienen derecho a llevar el vestido de sus sueños el día de su boda. Y ahora, están más cerca de conseguirlo gracias a Ashley Graham.

Fuente: Leer Artículo Completo