\u00bfQu\u00e9 echamos m\u00e1s de menos: la familia o salir?

Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta: ¿Cómo estamos viviendo en nuestro país las consecuencias de la pandemia y el estado de alarma? Es decir, ¿somos optimistas, negativos, realistas, depresivos, alegres…? En fin, ¿cómo estamos?, ¿cómo nos sentimos?, ¿qué es lo que más nos preocupa?… Y, por supuesto, ¿qué compramos?, ¿qué nos apetece hacer y comer?, ¿echamos de menos a los seres queridos o nos conformamos con las videollamadas?

Pues nosotros nos hemos propuesto averiguarlo y, así, sacarte de dudas. En colaboración con Pulsar, una compañía inglesa especializada en la monitorización del sentimiento y la navegación de los usuarios en Internet, hemos estudiado 616.000 post de todas las redes sociales –una muestra lo suficientemente representativa y fiel– para lanzar el Barómetro Hearst España (empresa editora de esta y otras cabeceras) y descubrir de qué tratan nuestras conversaciones on line y, con ello, saber cómo han cambiado nuestros deseos y qué herramientas hemos adoptado para lidiar con el confinamiento.

El estudio se realizó entre el 8 y el 14 de abril y su finalidad primera es ayudarnos a entender mejor nuestros estados de ánimo, nuestra actitud hacia el consumo y la forma en la que los españoles estamos pasando este período.

Optimistas, a pesar de todo

Para ofrecernos estos datos, Pulsar realizó un análisis léxico asociando las palabras más recurrentes a las emociones: en el lado negativo, por ejemplo, aparecen preocupaciones como el riesgo que corre el personal sanitario y la tragedia de las residencias de ancianos –lo cual habla de nuestra empatía y solidaridad como ciudadanos–; en el positivo aparecen palabras como familia, paz, homenaje y el hashtag #yomequedoencasa. Un dato muy optimista es que términos como cuarentena, coronavirus y confinamiento nos los hemos llevado a un territorio neutral, es decir, los asumimos con cierta naturalidad y aceptación.

A falta de fútbol, fútbol

En el mundo de los likes, el fútbol sigue siendo el rey. Con competición o sin ella. De hecho, en la semana que se realizó el estudio, el post más vitoreado, celebrado y jaleado,fue uno sobre la celebración de un gol de Marcelo… ¡de 2018!

🔎 ¿#RMFansEnCasa, podéis encontrar las 7 diferencias de la celebración de @Marcelotwelve en Múnich en 2018? – 🕵️ #RMFansEnCasa, can you spot the 7 differences from @Marcelotwelve’s goal celebration in Munich in 2018? #YoMeQuedoEnCasa | @audispain | @AudiOfficial

A post shared byReal Madrid C.F. (@realmadrid) on

Frente a las fake news, prensa de calidad

¿Y cuáles han sido los enlaces más compartidos? Aquí, la actualidad gana por goleada. Artículos sobre política y la situación del virus han sido los links más compartidos por los españoles, quienes hemos decidido informarnos en fuentes fiables, es decir, en la web de los “periódicos tradicionales”.

Estos, precisamente, también ganan en el ranking del consumo cultural con un 29%, muy por encima de entretenimientos como las series (4,1%) y los videojuegos (0,8%). En este ranking también ocupan una posición muy destacada las revistas (9,9%), como la nuestra (¡Gracias!). Ah, y no es autobombo: os recordamos que esto es lo que se desprende de lo que publicáis en redes. De nuevo, gracias.

En cuanto al uso de las diferentes plataformas para comunicarnos e informarnos, vemos la primacía absoluta de Twitter (25,6%) –los políticos han dado mucha vidilla–, seguida de cerca por Instagram (17,4%) y Facebook (12%).

Alcohol y dulces, claves en nuestra “dieta”

Aquí llega la parte más sabrosa (y menos sorprendente) del estudio: según lo que nosotros mismos contamos, compramos, sobre todo, alcohol. Y compramos tanto (26,9%), que duplica a la cantidad de postres y dulces (13,6%), que también son muchos.

Pan, huevos, carnes y verduras van por detrás en este ranking, del que se desprende que no estamos llevando una dieta precisamente equilibrada y/o saludable. Conclusión: la “operación bikini” no ha quedado aplazada; ha quedado destruida.

La jardinería gana como hobby

¿Qué prefieres: jugar a la “Play” o trasplantar un geranio? Tu respuesta no es correcta, porque seguro que has elegido jugar, pero de los datos se desprende lo contrario: la jardinería (28,6%) se impone a los videojuegos, con un sorprendente 3,7%. Entre una y otro, hay tiempo y lugar para los deportes, la tecnología y (¡muy bien!) los libros (17,2%).

Si estás preguntándote de dónde viene esa afición repentina de la población española por la jardinería, quizá tenga que ver con el resultado de los análisis sobre dónde pasamos más tiempo durante el confinamiento. Ahí va el dato: en el balcón y/o la terraza (27,3%). Conclusión: nos gusta el aire libre y la comunicación de tú a tú y salimos continuamente a que nos dé el sol, el aire o la lluvia y para saludar al vecino de enfrente. Y sí, por pequeño que sea el espacio, lo hemos decorado: y le hemos puesto su geranio y su rosal. Ahora ya te lo explicas todo, ¿verdad?

Por detrás de la terraza (o el balcón o la ventana, lo que tenga cada cual), van la cama (24,6%), la mesa –para compartir lo que hemos comprado en el súper, y no queremos regañar– (20,6%) y la cocina (12,5%). Por lo que nos gusta más comer que cocinar.

Sí, también hemos hablado de cosmética

Bueno, nuestro estudio no nos ha dicho si te pasas la vida en chándal pero sí que quizá te estás pasando con las calorías. Y también que, en cuanto a aseo y cuidados, el podium lo ocupan: en la tercera posición, las cremas (10,8%); en la segunda, los jabones (16,4%) y, en cuanto a belleza femenina, el campeón es el maquillaje (72,8%). No hay que perder jamás la coquetería.

Y cuando esto acabe, ¿qué queremos hacer?

Y aquí llegamos al maravilloso terreno de los anhelos. El lugar donde la emoción se libera y se muestra tal cual es, con sinceridad y sin ambages. Donde los deseos se independizan y gritan con espontaneidad y franqueza. Pues bien. Lo que más deseamos es… ¡salir! Sí, salir a bares, a restaurantes, salir de noche, ir de terrazas, de copas… y lo que surja.

Quizá ese “salir” sea también un reflejo del estado de ánimo general que atravesamos, mucho más positivo de lo que cabría suponer (dadas las circunstancias). Y es que nuestro Barómetro Hearst España concluye que el 47,5% de los españoles miran al futuro con optimismo y esperanza. Y eso está francamente bien.

En una semana, te esperamos con los datos actualizados que nos proporciona Pulsar, que, esperamos, vengan llenos de ánimo y fuerza para que la parte azul de este gráfico sea cada vez más pequeña.

¡Muchas gracias! ¡Cuidaos!

Vía: Esquire ES

Fuente: Leer Artículo Completo