Twitch para principiantes: qué es y para qué sirve

Hace unas semanas, los telediarios se llenaban de imágenes de conocidos ‘gamers’ y ‘youtubers’ que se convertían en noticia no por sus canales atiborrados de suscriptores, sino por haberse cambiado de domicilio e irse a vivir a Andorra, evitando la presión fiscal española.

Al margen del debate sobre la conveniencia o no de esta decisión, descubrimos a raíz de esta información que perfiles que se habían hecho fuertes en YouTube como el de Ibai Llanos, TheGrefg o El Rubius llevaban un tiempo fuera de la plataforma y que se habían mudado a Twitch.

Como Discord o como Clubhouse, Twitch es una red social que, por el momento, funciona como una enorme plataforma de retransmisión en directo en la que, a principios de enero, había ya 15 millones de usuarios activos diarios. Los ‘gamers’ han decidido mudarse hasta allí porque es mucho más fácil monetizar tus contenidos: solo tienes que tener un número mínimo de seguidores en los últimos días y haber realizado mínimo 500 minutos de transmisión en el mismo período de tiempo, algo que para cualquiera de estos perfiles es de lo más sencillo.

Ibai Llanos, uno de los grandes creadores de contenidos en esta plataforma, tiene 5,3 millones de seguidores y 70.000 suscriptores, que pagan cinco dólares por seguirle; de ello, el ‘streamer’ se lleva un 70%, unos tres dólares, por lo que mensualmente gana 120.000 dólares, unos 100.000 euros.

¿Qué es Twitch?

Twitch, perteneciente a Amazon, es una plataforma que fue presentada en junio de 2011, como una nueva versión de Justin.tv y dirigida sobre todo a emitir partidas de e-sports. El nombre procede de una expresión de este tipo de vidojuegos, el ‘Twitch Play’, que se corresponde con el tiempo de reacción de los jugadores.

Aunque nos parezca una plataforma de corto recorrido, lo cierto es que en 2013 ya tenía 43 millones de visitas mensuales y, con esas cifras, se convirtió un año después en el cuarto ‘site’ con más tráfico, por detrás de Google, Apple y Netflix. Fue el mismo año en el que fue adquirida por la compañía de Jeff Bezos.

En la plataforma, se mezclan características de red social y ‘streaming’, y los miembros disfrutan de tutoriales, partidas en directos, e-sports… Pero también hay celebridades que hablan de cualquier cosa, desde maquillajes a moda pasando por cine, cultura o cualquier otro tema que tenga que ver con el entretenimiento. Por ejemplo, la influencer Paula Gonu.

Existe una opción de suscripción a Twitch vinculada con Amazon Prime y que se llama, cómo no, Twitch Prime. Con ella puedes suscribirte a algunos canales gratuitamente, así como acceder sin pagar a juegos semanales, conseguir beneficios especiales, insignias especiales de chat, etc.

Crearse una cuenta

Es similar a una red social: solo tienes que entrar en twitch.tv y crearte una cuenta en ‘Registrarse’. Tras recibir un código de verificación, podrás activar la cuenta, elegir tus preferencias de usuario y comenzar a revisar algunos canales que te sugieren seguir. En este momento también podrás sincronizarte con Amazon Prime.

En el explorador puedes buscar perfiles para seguir o también elegirlos de los que te aparece en la pantalla de inicio. Cuando entras en un perfil, te ofrece información sobre el ‘streamer’, número de seguidores, categorías, posibilidad de suscribirse (pago) o seguirlo (gratis)… Poco a poco se te irán guardando tus canales favoritos, y cuando tengas sintonizado tu ‘streamer’, puedes verlo en pantalla reducida mientras navegas buscando otros que te gusten.

Un cambio generacional

El auge de Twitch entre los más jóvenes tiene sentido porque, según Joan Arnedo, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación y director del máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), existe ya un “cambio generacional en el que la televisión pierde relevancia a favor de contenidos en línea”.

Asimismo, una de las claves de esta red social es el sentido de comunidad que se crea entre los usuarios. Eel profesor colaborador de la UOC Alberto Quian explica que se produce una “fidelización” de nuevos usuarios registrados y activos por lo que se forma una “comunidad”.

Arnedo señala que toda la gente que se hace perfil en Twitch para seguir a sus ‘streamers’ favoritos no es tanto por el contenido que estos puedan crear, que a veces no es de demasiada calidad, “sino la gracia con la que se dinamiza la sesión», explica el profesor Arnedo. El carisma es clave en estas plataformas en un momento en el que estas redes sociales, aislados en pandemia, se han convertido en la única manera de interactuar.

Más allá de los ‘gamers’

Pero no solo los ‘gamers’ han aterrizado en Twitch. Por ejemplo, parte de la campaña de las últimas elecciones estadounidenses se ha desarrollado en esta plataforma, con Alexandria Ocasio-Cortez pidiendo el voto mientras jugaba a videojuegos. La ‘influencer’ Laura Escanes también se ha abierto perfil en esta red social, y es fácil verla chateando con sus más de 35.00 seguidores, dándoles trucos de maquillaje o haciendo sesiones de karaoke.

También Fedez, el rapero italiano y pareja de Chiara Ferragni, tiene perfil en Twitch para que observemos no solo sus sesiones de ‘gaming’ sino también cómo comparte algunos de sus momentos más caseros –como tomarse una ensalada– con la bloguera. Y en la política, además de Ocasio-Cortez, hay partidos como Más Madrid que se han hecho perfiles o el presidente francés, Emmanuel Macron, lo ha usado para hacer debates en la época de las protestas de los chalecos amarillos.

¿Será Twitch la clave para que ‘streamers’, famosos y empresas consigan la máxima visibilidad y toda la ganancia que quizás no pudieron alcanzar en YouYube? No tardaremos en saberlo.

Vía: ELLE ES

Fuente: Leer Artículo Completo