Paz Vega: Mi hija Ava está empezando a sentir la pasión que yo tengo por el cine y eso me encanta”

Paz Vega está viviendo un 2021 lleno de éxitos y retos. La actriz sevillana se encuentra enfrascada en varios proyectos emocionantes, como la dirección de su primer largometraje, Rita, su papel en el programa de televisión Mask Singer y un trabajo en el extranjero del que está deseando poder dar más detalles. Este verano, además, amadrina el Festival de Ibiza, Ibicine, que tendrá presencia en Cannes 2021. “Es algo muy especial para mí porque tengo un vínculo muy estrecho con la isla desde hace mucho tiempo”, nos cuenta. Siempre había querido participar en él, revela, pero no ha sido hasta su quinta edición cuando ha logrado cuadrar agenda.

La cita formará parte del Pabellón de España del Marché du Film, el apartado comercial del evento de la Croisette, y servirá para dar a conocer el joven festival ibicenco en el sector. “Es una edición especial y esta oportunidad es ideal para impulsar el cine español tras la pandemia”. El festival tiene además un componente reivindicativo, que concuerda con los valores que Vega demanda de la industria. Según ella, “el cine es entretenimiento, y eso no se nos puede olvidar, pero tiene que haber de todo: desde fantasía como tal y sin ningún tipo de crítica, hasta películas que traten temas de actualidad y nos inviten a reflexionar sobre ellos”.

La actriz, además de apoyar el cine español, también tendrá en el festival la oportunidad de defender otra de sus principales causas: la sostenibilidad. El evento busca proteger el patrimonio de la isla y concienciar sobre un problema tan cercano a España como ignorado: el de la situación de fragilidad de la posidonia oceánica, la planta marina que habita nuestras aguas. “Es uno de los seres vivos más grandes del mundo y es algo especial que solo tenemos nosotros, en el mar Mediterráneo. Por eso debemos cuidarla”. La extensión de las praderas de posidonia ha disminuido de manera significativa durante los últimos años, pero durante la pandemia ha sucedido algo insólito que arroja algo de esperanza: “han reflorecido porque no pasaban apenas barcos”, explica Paz Vega con entusiasmo.

“Debemos concienciar sobre los problemas que sufre esta especie, que cada día ve su población mermada por la contaminación, las embarcaciones y el ruido”, continúa. A esta problemática y otras de la misma índole se dedicará toda una sección especial, apartada del resto del evento, en el Festival de Cine de Ibiza. “El papel del cine en el imaginario social es innegable”, reitera. “En ocasiones, no tenemos tiempo suficiente para ver las noticias o no nos paramos a pensar en lo que pasa; pero de repente, con un documental de dos horas te puedes informar de forma profunda sobre un tema concreto”.

Habitual en las principales citas del celuloide europeo, ya es una veterana en el circuito de los festivales. Según nos cuenta, dos de los momentos más especiales en festivales internacionales los ha vivido como jurado y con grandes directores, como Roman Polanski o Jonathan Demme. Con el primero coincidió en Marruecos y tuvo una edificante conversación sobre la idoneidad de una película frente a otra para el galardón. “Al final se trata de eso, de debatir y poner en valor el trabajo de los diferentes creadores, para decidir en común cuál es el mejor”. Para el difunto director de El silencio de los corderos, solo tiene palabras de agradecimiento y nostalgia. “Fue muy enriquecedor poder hablar con él, aprender de su sabiduría y conocer su visión más de cerca”.

Proyectos ilusionantes

A nivel personal, Vega se emociona al hablar sobre sus próximos pasos fuera de España: “Ahora tengo un proyecto importante en Estados Unidos y muchas ganas de hacerlo. Estoy muy emocionada porque aunque nunca me había ido del todo, siempre he ido y venido y lo echaba de menos. Estamos planteando si nos vamos toda la familia una temporada o solo yo, según cuánto duren las cosas”. Algo seguramente muy emocionante para sus hijos Orson (2007), Ava (2009) y Lenon (2010), pues en otras ocasiones la actriz ha contado que echan de menos vivir en Los Ángeles, el que fue su hogar durante su infancia y donde pasaron años muy buenos. Tanto que incluso siguen en contacto con algunos de sus antiguos amigos.

Su única hija, Ava, parece haber heredado de ella el talento y el entusiasmo por la industria, cualidades que ha demostrado en Paquita Salas y en La casa del caracol. En esta última, madre e hija compartieron rodaje. “Yo estoy encantada de que alguno de mis hijos se interese por mi mundo. Ava está empezando a sentir la pasión que yo tengo y eso me encanta”, comenta Paz Vega con ilusión. Y asegura que para la pequeña es aún un juego, que se toma en serio y trabaja duro. “Ava va a seguir estudiando y haciendo su vida normal, además tiene otras aficiones, pero esto le gusta y está experimentando con ello”, aclara. “Al final, es natural que se interesen por el mundo en el que trabajo; si fuera médico lo harían por la medicina”, bromea.

Sobre niños también va su primer largometraje como directora. Es, en concreto concreto, la historia de una niña, Rita y “cómo vive los problemas de los adultos”. Tal vez por la influencia de sus hijos, Vega ha querido llevar al cine una visión desde el punto de vista de los más pequeños, para poner de manifiesto la forma en la que lo sienten todo. “Ella se refugia en la pintura para reflejar sus emociones, es su forma de expresarse”, explica sobre Rita.

El arte de aprender

Tras una larga filmografía, incluyendo su incursión en la dirección, la actriz confiesa que lo más difícil que ha hecho en su carrera ha sido interpretar papeles en otras lenguas. “No solo en inglés, también he grabado en italiano o en portugués y es todo un reto. No es tu forma de expresarte natural y cuesta mucho más”, asegura. Parecer nativa en un idioma que no es el suyo es un gran desafío del que ha salido airosa en largometrajes como Dame 10 razones, Las mil y una noches o Cat Run. “Es difícil, pero bonito”, concluye.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo