Mónica García, la médico que veranea en autocaravana y da la batalla a Díaz Ayuso en Madrid

En el mundo de la política hay unos cuantos profesionales del sector sanitario. Sin duda, las más conocidas son María Jesús Montero (PSOE), licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla –aunque más que al ejercicio de su disciplina, su carrera profesional haestado centrada en la gestión sanitaria–, y Ana Pastor (PP), que hizo lo propio en la de Salamanca y más tarde accedió como funcionaria al Cuerpo Superior de Salud Pública y Administración Sanitaria, trabajando de médico asistencial en Salamanca, Ferrol y Pontevedra para luego ser jefa de servicio en la delegación pontevedresa de la Consejería de Sanidad, gerente de Atención Primaria y luego directora provincial del Servicio Gallego de Salud. En la Asamblea de Madrid hay una doctora que en los últimos tiempos ha dado mucho que hablar por su conocimiento de la Sanidad en la Comunidad y su férrea oposición a la gestión de la pandemia por parte de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Su nombre es Mónica García Gómez (46) y su batalla por la mejora de la Sanidad Pública no es nueva para ella. Madrileña de nacimiento e hija de dos psiquiatras, desde niña sabe bien lo que quiere y como le decía su madre, ya fallecida, cuando se le mete algo en la cabeza, no para hasta conseguirlo. Es diputada de Más Madrid en la Asamblea madrileña pero compagina su labor como diputada autonómica con su trabajo como médico. Estudió Medicina y Cirugía en la Universidad Complutense de la capital y tras licenciarse se especializó en Anestesiología y Reanimación vía MIR en el Hospital 12 de Octubre, centro sanitario en el que trabaja como anestesista desde 2004. Posteriormente se doctoró en Dirección médica y Gestión Pública en la Escuela Nacional de Sanidad e Instituto de Salud Carlos III.

Lo bueno de compaginar política y medicina es que tienes un pie en el suelo donde se aplican las políticas sanitarias y sabes dónde y cómo te están mintiendo.Lo bueno de compaginar política y medicina es que sabes diferenciar la lex artis política (el buen hacer político) tanto como la lex artis médica. Por eso estoy en @maspais_esLo bueno de compaginar política y medicina es que las políticas que defiendes cobran sentido porque te las enseñan día a día tus propios compañeros.#Hospital12deOctubre #PolíticayMedicina #SanidadPública

A post shared byMónica_García_G (@monicagarciag_) on

Rostro de las mareas blancas

Comenzó a interesarse por el activismo político en 2015 cuando participó en las protestas de las mareas blancas en defensa de la Sanidad Pública como portavoz de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM). “Creo que las mareas son un ejemplo de movilización ciudadana transversal centrada en el objetivo común de defender los derechos ciudadanos de primer orden como es el derecho a la protección de la salud”, escribe la diputada en su biografía en la web de Podemos. Fue ese año, después del 15M, cuando se lanzó a formar parte de Podemos en la capital como número 26 de la lista de la formación morada para las elecciones autonómicas. García consiguió un escaño en la Asamblea (y en ese momento se redujo la jornada a la mitad en el hospital pero no quiso abandonarlo para seguir teniendo un pie en la realidad del día a día) y fue además portavoz de la Comisión de Sanidad de junio de 2017 a junio de 2019.

“Me metí en política por la sensación de que las instituciones no nos representan y no están haciendo lo que tienen que hacer. Teníamos que hacer algo proactivo y no solo quedarnos en casa quejándonos. ¿Por qué Podemos? Porque es una herramienta para cambiar las cosas, donde se ha unido mucha gente con mi mismo perfil que antes éramos ajenos a la política, ahora ya no podemos decir que lo somos. Protestar en la calle y en el hospital está muy bien, pero donde verdaderamente se cuece el caldo es en las instituciones. Intentas cambiar las cosas desde ahí o es muy difícil hacerlo”, explicaba Mónica en una entrevista concedida al medio online CUV3 en 2015.

En 2017, daba un paso adelante convirtiéndose en presidenta del grupo parlamentario tras la salida de Marco Candela. La creación de Más Madrid por parte de Íñigo Errejón fue un gran impulso para la anestesista, cuyas ideas están cercanas a las del exmiembro del partido de Pablo Iglesias. “Con el propósito de poner punto y final al uso de lo común como parte de una casino particular, me presento en la candidatura de Iñigo Errejón para sacar al PP y a sus políticas de deuda, desigualdad y corrupción para siempre de la Puerta del Sol”, continúa en su biografía. Abandonó la formación morada y se integró al nuevo partido madrileño como líder regional y portavoz del partido político, cargos que hoy sigue representando después de obtener de nuevo su escaño en las autonómicas del año pasado.

Apoyando la #huelgamirde nuestros futuros profesionales sanitarios.Sus condiciones dignas para formarse y trabajarson nuestros cuidados del futuro. Lo que piden es de sentido común y defiende el valor de lo comunitario y de nuestra sanidad pública.Como siempre, un placer hacer el camino junto a @ierrejon 🙌

A post shared byMónica_García_G (@monicagarciag_) on

Los meses más duros de su carrera

Pero ha seguido al pie del cañón en su trabajo como anestesista, su verdadera pasión y vocación. “Lo que me parecía fundamental era no dedicarme a la política en exclusividad porque no es mi terreno, mi casa es el hospital. También es importante para tener un marco de realidad, porque cuando haces política te desconectas un poco. En mi caso, como estoy haciendo sanidad, tener un pie en el hospital y tener un pie en la asamblea me parece fundamental para mantener un equilibrio y para tener una opinión más amplia de cuáles son los problemas”, añadía en la citada entrevista.

Y sin duda para ella, uno de los momentos más complicados de su carrera fue durante los primeros meses de la crisis del coronavirus en nuestro país. “Es de las cosas que emocionalmente más nos van a pasar factura. Es una situación absolutamente insólita que no nos la podíamos imaginar ni en el peor de los escenarios. Teníamos la sensación real de que nos estábamos dejando a gente fuera. Hasta ahora no habíamos dejado nunca a nadie fuera porque tenemos un sistema universal y básicamente estamos acostumbrados a que nuestros hospitales atienden a todo el mundo”, comentaba la anestesista en Eldiario.es el pasado mes de abril en plena pandemia.

Así me he quedado después de las primarias de Podemos.#UnPoquitoDeSol #AmanecerEnUnQuirófano #SanidadPública

A post shared byMónica_García_G (@monicagarciag_) on

Madre de tres hijos

Si hay algo que Mónica García no cambia por nada es el tiempo de calidad con su familia, sobre todo con sus tres hijos, cuyas edades van de los 4 a los 9 años. La pequeña llegaba en mayo de 2015, poco después de su incursión en el mundo de la política y Mónica no quiso renunciar a disfrutar de los primeros meses de su hija, por lo que se la llevaba a la Asamblea cada día. Cuenta que no lo hizo como una forma de reivindicación sino porque José Manuel López, cabeza de lista por Podemos ese año, le dio libertad para quedarse en casa o ir al parlamento autonómico. A ella le apetecía vivir al cien por cien esos primeros tiempos en política junto a sus nuevos compañeros (que se autodenominaban ‘tíos’ de la niña de manera cariñosa), así que optó por llevarse a la pequeña (menos a los plenos por si lloraba).

En mi papel de madre participativa ayer fui a la clase de mi hija de 4 años a enseñarles mi profesión (La de médica, la de política la dejo para primaria. Dejaré también para primaria el tema de la importancia del derecho universal y social de la sanidad pública 😉). Reanimamos muñecos y hablamos de la higiene de manos y dientes…Muy divertido y gratificante, la verdad.Qué difícil y qué responsabilidad la de los profes; mi infinita admiración 🙌

A post shared byMónica_García_G (@monicagarciag_) on

“Soy madre de tres hijos maravillosos a los que tengo pensado dejar como herencia un mundo más justo y una sociedad mejor. Y ellos saben que cuando me empeño en algo, me empeño de verdad”, comienza su biografía como diputada. En ese momento además estaba terminando su master, por lo que el estrés se multiplicó por mil. "Yo quiero que mis hijos estén conmigo o con su padre, por eso muchas veces me veo trabajando por la noche. Actualmente no hay conciencia de que la conciliación consiste en renunciar. La vida laboral es muy larga y el cuidado de los menores es muy corto. Lo quiero aprovechar, si con eso me pierdo cosas, pues me las he perdido, no tengo ningún problema", afirmaba en Diario Médico y explicaba que intentaba no ocupar más de tres tardes por semana a tareas que tengan que ver con sus facetas profesionales y que mantenía una pelea contra las reuniones laborales en horario de tarde.

Tu mano machista nos hiere. Tu mano machista nos mata. Tu mano machista nos deja hué[email protected] Tu mano machista abusa. Tu mano machista nos aprieta. Tu mano machista nos relega.Tu mano machista nos infravalora.Tu mano machista nos da asco. #cadenafeminista

A post shared byMónica_García_G (@monicagarciag_) on

Vacaciones en autocaravana

A pesar de su trabajo como anestesista y como diputada, y su faceta como madre de tres niños, aún le queda tiempo para disfrutar de una buena obra de teatro o una película en el cine. Desde que era una adolescente practica atletismo (con 15 años practicaba esta disciplina en el madrileño estadio de Vallehermoso y después en el INEF) y ahora le gusta salir a correr y participar en algunas carreras que suelen tener una buena causa de fondo. Hace unos meses tuvo que ser intervenida de una fractura en un codo.

🎼Yo para ser feliz quiero una Autocaravana, versión Loquillo🎼 Galicia calidade en caravana✌️ #SummerTime

A post shared byMónica_García_G (@monicagarciag_) on

Feminista convencida (suele llevar camisetas con mensaje a los plenos de la Comunidad de Madrid), conduce un Renault Trafic y es una apasionada de la fotografía, la música de Arcade Fire y del esquí (de niña soñaba con llegar tan lejos como Blanca Fernández Ochoa). Para sus vacaciones elige la tranquilidad y los paisajes de ensueño de Galicia y le encanta recorrerla con su familia a bordo de una autocaravana en la que disfrutan de la naturaleza en todo su esplendor.

Fuente: Leer Artículo Completo