Elisabeth Moss quiere acabar con los prejuicios sobre los abusos

Tras sus exitosos papeles en Mad Men y El cuento de la criada, Elisabeth Moss ha decidido adentrarse en un género hasta ahora desconocido, el de terror. La actriz estadounidense es la protagonista de El hombre invisible, la adaptación a la gran pantalla de la novela homónima de H. G. Wells, un thriller en el que Moss se pone en la piel de Cecilia, una mujer víctima de abusos que tiene que lidiar contra una relación tóxica y dañina, incluso tras la muerte de su ex novio.

Un film lleno de suspense que nada tiene que ver con las clásicas cintas de terror del pasado y que, como bien ha confesado la propia intérprete, puede ser de gran utilidad para acabar con los tópicos y prejuicios que tiene la sociedad sobre este tipo de abusos domésticos. “Hay una idea errónea de que las mujeres que están en esas relaciones no son ni inteligentes ni fuertes”, ha expresado en una entrevista con Harper’s Bazaar UK. “Es un sesgo que incluso tuve que cambiar dentro de mí misma, ese sesgo que desarrollas incluso como mujer hacia otras mujeres: ‘¿por qué no se está librando de eso? ¿Por qué se está poniendo en esa situación?’ Simplemente no es tan simple”, ha querido resaltar.

Además, la actriz ha manifestado su malestar acerca de las dudas que muchas veces se generan en quienes confiesan esos abusos. “¿Por qué no le creerías a alguien si dice que algo horrible les está pasando? ¿Por qué se lo van a inventar? No hay razón para ello”, explica. “Es parte de la razón por la cual las mujeres no han podido hablar de nada durante tanto tiempo… Es porque hemos tenido la sensación de que no nos iban a creer”, ha añadido.

Una valiente confesión por parte de Moss que por desgracia sigue siendo muy necesaria en esta sociedad.


Fuente: Leer Artículo Completo