Así entrena Alba Díaz después del verano para ponerse en forma: sentadillas, planchas y mucha paciencia

Vicky Martín Berrocal y su hija, Alba Díaz (que hoy nos ha enseñado la chaqueta de Primark que mejor queda con vaqueros) son el combo madre/hija que querríamos ver siempre en las famosas. Se quieren a rabiar, comparten stories de lo más divertidos (además de ropa: tenemos sus compras favoritas de Zara que sientan igual de bien tengas la edad y la talla que tengas) que demuestran que no pueden tener mejor relación y aunque ahora se encuentren separadas (Vicky ha puesto rumbo a Lisboa por asuntos del corazón) ambas tienen un reto eset nuevo curso: ponerse en forma mientras se lo pasan bien.

La madre ha elegido el boxeo para tonificar, moverse y sobre todo fortalecer (algo de lo que hablaremos detenidamente en los próximos días), sin embargo, la hija ha escogido a uno de los entrenadores de las influencers y modelos (como por ejemplo, Lucía Rivera) para su puesta a punto: Miguel Lordán ha cogido el testigo y está siendo el encargado de entrenar, hacer sufrir y sudar a Alba.

A juzgar por lo vídeos (y la cara de Alba) no debe de ser un entrenamiento sencillo. Su comentario en la publicación lo dice todo, “Me tengo que poner las pilasssss jajajaja contigo todo es más fácil”, escribía, dando a entender que a) todas somos Alba, no hay escapatoria para entrenar después del verano y que b) la clave del éxito es la constancia y sobre todo, ir poco a poco.

¿Cuáles son los ejercicios estrella del entrenador? Una combinación de ejercicios de cardio, fuerza, funcionales y dinámicos ha sido el cóctel que hemos podido ver en los vídeos y que conforma un entrenamiento muy completo.

Abdominales: sí, pero no de cualquier manera. La ‘fitball’ se convierte en la protagonista para hacerlos más sencillos, pero a la vez más intensos. Tumbadas sobre la esterilla, con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo, cogemos el balón. Con los brazos extendidos hacia arriba, elevamos el tren superior hasta alcanzar las rodillas. Respiramos y vuelta al suelo.

Planchas: si pensabas que iban a ser las típicas planchas sobre la esterilla… estabas equivocada, solo hay que ver los vídeos de la publicación de Miguel para descubrir que hacer una plancha sobre una superficie inestable es mil veces más difícil. Pero no imposible. Los pasos a seguir son los de siempre: piernas extendidas, espalda elevada hasta formar una línea recta de hombros a tobillos, codos apoyados en la superficie, como por ejemplo un bosu y abdomen y glúteos fuertes, aguantando la tormenta.

Sentadillas: pero no de la forma tradicional, en dos variantes. La primera consiste en una combianción de ‘sentadilla + saco’ en la que se trabaja tanto en tren superior como el inferior. Después de hacer una sentadilla clásica apretando bien los glúteos, al finalizar, se golpea un saco de boxeo. La otra modalidad de sentadillas consiste en hacerlas sobre un Waff, esa plataforma inestable (que parece una nube) que seguro que le has visto a Paula Ordovás en sus entrenamientos. SI se hacen las sentadillas sobre el flotador, se intensifican los efectos y además se trabaja también el equilibrio y los reflejos.

Tras ver (y sudar solo de hacerlo) el entrenamiento de Alba hemos sacado algo en claro: no pueden haber ejercicios más completos para tonificar y ejercitar todo el cuerpo y septiembre (ejem, ejem, esto va también para nosotras) es el mes idóneo para hacerlo.

¡Mucho ánimo, Alba!

View this post on Instagram

Privacy is golden. What people dont know, people cant ruin.

A post shared by ALBA (@albadiazmartin) on


Fuente: Leer Artículo Completo