Si no puedes evitar saltarte las dietas, tenemos tres trucos de máxima experta para evitar caer en las peores tentaciones (dulces, picar entre horas, pizzas a la hora de cenar…)

La comida es el refugio de muchas cosas, desde el aburrimiento y la ansiedad hasta patrones educacionales y cuestiones psicológicas bien profundas. A muchas, el enfoque habitual de las dietas (ya sabes, una restricción más o menos agresiva para perder peso) no nos funciona: nos las saltamos constamente y volvemos, a la mínima de cambio, a la (mala) alimentación de siempre. Sin embargo, existen algunos trucos para cambiar el enfoque tradicional y lograr, con un poco de insistencia que pongamos, un cambio real en nuestra dieta. Empecemos por el principio: no te tomes la dieta como una manera de adelgazar. De una manera u otra, hoy todo el mundo está a dieta pero por una razón bien distinta: por alargar la salud.

View this post on Instagram

Casi se me olvida!!! Pero ahí estabais recordándomelo 😆😆😆 ⚠️RECETA!!⚠️ 🍦PARA EL RELLENO: ◽En un bowl echamos el yogur, la leche de coco en polvo y la proteína y mezclamos hasta obtener una mezcla homogenea ◽Cuando la mezcla esté lista, añadimos una cucharada de Nuttamix o crema de avellanas y removemos ◽Con la mezcla terminada, coge un molde (preferiblemente de silicona) y vuélcala ◽Extiende con ayuda de una espátula y mete al congelador durante al menos 4 horas. 🍪PARA LA GALLETA ◽En un bowl bate los dos huevos y añade la harina tamizada ◽Mezcla bien los ingredientes y agrega la cucharada de crema de cacahuete ◽Una vez tengas la masa lista agrega las gotitas de chocolate ◽Haz una bola con la masa, envuélvela en papel film y mete al congelador durante 1 hora ◽Pasado este tiempo, retira la masa del congelador y sobre una bandeja de horno pon papel de hornear y extiende tus galletas (6 aprox) ◽Con el horno precalentado a 180º hornea durante 10 minutos Una vez las galletas estén listas, dejalas reposar hasta que el relleno esté preparado. Una vez transcurridas las 4 horas, con ayuda de un molde redondo cortamos el helado y ponemos a cada lado una galleta Puedes volver a refrigerar durante otra hora con la galleta y tendrás tus helados proteicos listos para disfrutar #recetasfit #heladofit #vikikateam

A post shared by VIKIKA ✨ (@vikikacosta) on

Truco número uno: hazte a la idea de que no estás a dieta. Sencillamente prescindes de aquellos alimentos que la comunidad científica desaconseja total o parcialmente. Olvídate de las 1.500 calorías y de pesarte cada semana. Concéntrate en lo esencial: carne roja una vez a la semana y nada en el carro de la compra que ya venga en bolsa y tenga un origen industrial. Da igual que sea light: si viene en bolsa, es un no. Atenta al azúcar: vigila las etiquetas para evitarlo a toda costa. En unas pocas semanas no solo te sentirás más ligera, sino que pensarás mejor,tu piel estará más bonita y tendrás más controlados los altibajos emocionales.

Truco numero dos: levántate tras las recaídas. Ni somos perfectas ni estamos diseñadas para actuar como máquinas. Por eso, seguramente caerás en la tentación más de una vez y de dos. Procura que sea por una buena razón (por ejemplo, has quedado con tus amigos y te apetece más una cerveza, atiborrada de azúcar, que un vino tinto) y no a solas con la tele en casa. Jamás te sientas culpable si llevas una bolsa de patatas fritas o una pizza de contrabando en tu compra. Piensa, sin embargo, en maneras de compensar esos deslices: una hora extra de ejercicio o la sustitución de la siguiente comida por un batido de proteínas puede valer. Lo importante es volver al camino de la buena compra. No abandones.

Truco número tres: si no terminas de controlar tu ansiedad por los dulces o los alimentos grasos, busca sustitutivos. Te quitarán la ansiedad sin cargarte con los lípidos, hidratos de carbono, azúcares y demás ingredientes disuasorios. Una verdadera especialista en recetas alternativas para los clásicos golosos y grasosos es Verónica Costa, entrenadora personal y experta en cocina fitness. Si tu pecado es la pizza, tiene una versión con una base de espelta y calabacín que es una delicia y te rescata de la tentación de llamar a un ‘take away’. En su perfil de Instagram puedes encontrar muchas recetas alternativas para la crema de cacao, los donuts o las trufas que merece la pena aprender.Échales un ojo: funcionan.

Fuente: Leer Artículo Completo