Los mejores trucos y consejos para retrasar el envejecimiento capilar y lucir una melena bonita, sana y fuerte a partir de los 40

Seguro que cuidas la piel de tu rostro y el cuerpo con el fin de mantenerla hidratada y en perfecto estado y con el objetivo de retrasar la aparición de arrugas y otros signos de la edad o, al menos, mejorarlos. Pero, ¿lo haces con el pelo? El cabello también envejece porque, al igual que el rostro, está expuesto tanto a factores internos y externos que producen su envejecimiento. Por ello, si quieres lucir una melena sana y fuerte durante más tiempo, debes incluir productos específicos con ingredientes como el ácido hialurónicoy seguir estos consejos de experto que te dejamos aquí.

Los cambios sufridos en la melena varían en función de cada persona ya que depende de diversos factores: cambios hormonales, nuestra predisposición genética, estrés, ciertas enfermedades, estilo/hábitos de vida. Pero al final, son varias los signos comunes que identifican a un cabello envejecido: la aparición de las canas, cuando el folículo piloso produce menos melanina; los cambios en su grosor, ya que las fibras capilares se van afinando; y la pérdida de brillo, volumen, densidad, manejabilidad y vitalidad.

La estilista Gema Eguiluz tiene una serie de consejos y hábitos que puedes adoptar para retrasar (que no frenar) este envejecimiento capilar. Lo primero que recomienda es utilizar productos específicos de calidad para cada tipo de cabello que limpien, hidraten y protejan. “El cabello no es igual a los 30, que a los 40 o los 50, por tanto, existen champús específicos adecuados a nuestra franja de edad independientemente de cual sea la textura de nuestro cabello. Lo importante es que estos productos limpien el cabello en profundidad, preserven la barrera lipídica de la cutícula y que sean libres de tóxicos para no saturar y envolver el cabello”, explica.

Recomienda la coloración natural a la hora de teñir el cabello y aconseja usar siempre un protector para el cabello a la hora de usar calor, incluso en verano, con el sol: “Protege el cabello con un protector solar capilar, acláralo con agua después del baño en el mar o la piscina, y cúbrelo con un sombrero durante las horas centrales del día”. Además, añade: “Un buen cepillo que no rompa el cabello, siempre será un gran aliado y hay que incorporar a nuestra rutina capilar el uso de mascarillas específicas, según sea la textura o grosor de nuestro cabello, así serums o aceites hidratantes ya que aportan un plus de nutrición”.

Cuidar el pelo desde el interior

Pero no solo eso, para cuidar el cabello y prevenir su envejecimiento es también muy importante cuidarse desde el interior. Por ello, Gema Eguiluz recomienda reducir el estrés, que provoca la caída del pelo, y llevar una dieta sana y equilibrada, rica en minerales, vitaminas y antioxidantes, donde no falten además del pescado y carnes rojas, lácteos y verduras de hoja verde. “No hay que olvidarse de la hidratación, ya que cada cabello necesita tener un nivel de agua adecuado a sus características”, explica. Unos consejos válidos para cualquier edad que suponen un cuidado perfecto de tu melena y con los que obtendrás resultados visibles a largo plazo.

Fuente: Leer Artículo Completo