Los mejores anticelulíticos y reductores para llegar a punto al verano

A pesar de que los anticelulíticos y reductores, aunque no son lo mismo, son productos que, para que funcionen, hay que usar durante meses, pero lo cierto es que cuando realmente se elevan las ventas de estos dos es cuando el verano se aproxima peligrosamente. Y es que es cuando pensamos en el momento bikini cuando nos empieza a preocupar la celulitis o caemos en la cuenta de esa zona que no nos gusta demasiado. Es decir, necesitamos algo que actúe rápido y que se convierta en nuestro aliado para tonificar un poco.

Aunque, como ya se sabe, la celulitis en el cuerpo de la mujer es inevitable: “Es la acumulación de tejido adiposo en forma de nódulos y hoyuelos que ocasionan el aspecto de “piel de naranja”, y se localiza en las llamadas regiones ginoides: caderas, muslos, nalgas y abdomen. Considerada una alteración estética de la superficie de la piel, afecta a más del 90% de las mujeres a partir de la adolescencia. Suele estar presente en zonas con exceso de tejido adiposo y en personas obesas, pero la obesidad no es necesaria para que se produzca. Es más frecuente en mujeres, y por ello se cree que el factor hormonal juega un papel relevante en el desarrollo de esta alteración”, señala la co-creadora de Opuntia Organic Nathalia Arango.

De forma normal, se recomienda aplicar los anticelulíticos y reductores por la noche, ya que es cuando el organismo está más receptivo y el metabolismo se activa más. Pero para sacarles el máximo partido, lo mejor es aplicarlos con un masaje y que podemos hacer nosotras mismas en casa.

“El masaje siempre se debe realizar en sentido ascendente, desde abajo hacia arriba, de los tobillos hasta la ingle. De esta forma llevamos la linfa hasta la zona de la ingle donde tenemos ubicados una gran concentración de ganglios linfáticos, siendo más fácil el proceso de drenaje”, apunta Nathalia.

“Iniciamos sentadas y con las rodillas flexionadas, para poder llegar a la zona de tobillos que es donde empezamos las maniobras de drenaje. Con ambas manos, ejercemos una presión suave en los tobillos con movimientos circulares y ascendentes. El bombeo debe ser suave, siempre. En la rodilla, con la ayuda de los pulgares presionaremos la parte interior de ésta con ayuda de los pulgares haciendo pequeños círculos. Seguimos subiendo hasta llegar a los muslos, donde masajearemos con movimientos circulares; la zona de las ingles podemos masajearla con las palmas de las manos abiertas con un poco más de fuerza y en movimientos circulares. Podemos repetir esta secuencia de 10 a 15 veces, a diario. La única contraindicación es que tengas varices, puesto que pueden ir a más. Cuando finalizamos el masaje debemos permanecer con las piernas elevadas (apoyadas en la pared, lo más alto que podamos) para facilitar la eliminación de toxinas. Se puede realizar con un masajeador de madera para activar la circulación sanguínea de retorno y el drenaje linfático”.

Se puede realizar en cabina, como hacen en Opuntia Organics con su Tratamiento Perfect Legs, que favorece el drenaje linfático y eliminando el exceso de líquido de diez sesiones. O realizar masajes con herramientas, como Paula Echevarría. Pero estos resultados se deben mantener también gracias a los anticelulíticos y reductores. Estos son los mejores y más efectivos.

Aceite corporal anticelulítico, hecho en mostaza blanca, que reafirma, regenera y detoxifica la piel mientras activa la circulación y acelera el proceso de remodelación de la silueta. De Dra. Schrammek (54 €).

COMPRAR

Aceite que evita el envejecimiento prematuro, las estrías, disminuye la grasa acumulada, la retención de liquidos y arañas vasculares. De Annüe (39,90 €).

COMPRAR

Reductor intensivo en siete noches.

Gel anticelulítico frío efecto lifting y de fácil absorción.

Gel lipo-reductor con plancton, bergamota, salicaria y se aplica por la noche con un masaje específico para conseguir un efecto lipolítico, drenante y push up con resultados visible a partir del 7º día. De LPG (68 €).

Tratamiento reductor de mañana y de noche. A base de extractos vegetales y plancton marino, teniendo en cuenta los ciclos circadianos del tejido adiposo reduce la grasa, drena y evita nuevas acumulaciones a la vez que reafirma y tonifica la silueta. De Germaine de Capuccini (50 €).

Reductor quemagrasas de noche.

Bálsamo anticelulítico con extractos de astragulus, ruscus, limón y solidago con efectos anticelulíticos, reafirmantes y anti edemas. De Mokosh (37 €).

COMPRAR

Anticelulítico de formulación orgánica, perfecto para combatir la retención de líquidos y diluir los nódulos adiposos de grasa que se acumulan en muslos, nalgas y barriga. De Ami Iyök (105 €).

COMPRAR

Anticelulítico mascarilla de barro.

Fuente: Leer Artículo Completo