'Glasscné': claves para evitar y tratar los granitos que salen por llevar gafas

La mascarilla ha dejado claro que el acné se puede sufrir a cualquier edad, pero no solo ella ha sido responsable de meternos esta lección en la cabeza. También, al parecer, las gafas. Aunque no nos habíamos dado ni cuenta, no hasta que ha llegado a nuestros oídos el término “glasscné”, que viene de la unión de glass (gafa) y acné. Porque esos granitos que salen en el tabique y en los laterales de la nariz y hasta en la cuenca del ojo no son casualidad ni culpa de la mascarilla, sino de las gafas, como señala Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

Raquel González, directora de educación de la firma Perricone MD, comenta que este tipo de acné “suele ocurrir por una acumulación de impurezas y una falta de oxigenación de la piel. Los puntos de apoyo de la gafa pueden producir sudoración y si, sumado a ello, hay depositado en el tejido maquillaje, por ejemplo, es fácil que los folículos se congestionen produciendo un brote o granito”. Lo bueno, es que tiene fácil solución al tratarse de algo externo.

Cómo evitar y solucionar el glasscné

Todo reside en la higiene: “Conviene hacer doble limpieza teniendo en cuenta esta región alrededor de la nariz y del contorno de los ojos, así como exfoliar periódicamente, siempre con productos ricos en hidroxiácidos y no con un exfoliante granulado, al ser una zona delicada. Por último, un buen consejo es aplicar menor cantidad de maquillaje en las zonas donde la gafa pueda tocar nuestra piel: hueso superior nasal, cuenca de los ojos si son gafas muy grandes, etc., indica Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza.

Otra de las claves son los parches descongestivos, sobre todo si tienen principios calmantes como la niacinamida o el CBD: “Por ejemplo, podríamos aplicar el parche en el contorno de los ojos y si está cubierto de suero, aprovecharlo y aplicarlo en la zona del arco de la nariz para aprovechar su capacidad calmante”, comenta Valeria Navarro, directora técnica de Boutijour.

¡Los quiero!

Ahora bien, si el brote de acné persiste, para además evitar las marcas, confiaremos en principios activos como exfoliantes ricos en ácido glicólico (AHA), ácido salicílico (BHA) o gluconolactona (PHA); retinoides antibacterianos y renovadores de la piel; y factores de crecimiento que ayuden a que luego se regenere mejor.

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡La quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo