Un cumpleaños por todo lo alto y con polémica

Desde que llegó al poder en 2018, el gobierno del presidente colombiano Iván Duque puso en marcha un severo plan de austeridad para sanear las cuentas públicas del país sudamericano. Pero ahora, un viaje en avión de la primera dama, María Juliana Ruiz, ha puesto en cuestión el compromiso con la austeridad de la familia Duque.

Según Caracol Radio, la primera dama utilizó el avión presidencial en compañía de sus tres hijos y de varias personas más para acudir a la fiesta de cumpleaños de su hija mayor en un parque temático al oeste del país. En el avión, perteneciente a la Fuerza Aerea y cuyo trayecto apenas duró media hora, viajaron también los amigos de sus hijos y las madres de estos. Aunque portavoces de la presidencia han calificado el viaje de “transparente y austero” y han asegurado que no supuso “ningún coste adicional” para las arcas públicas, la polémica está empañando la imagen de austeridad que Duque ha querido trasladar desde que llegó al gobierno.

De hecho, cuando el presidente visita las diferentes regiones del país, no se aloja en hoteles ni residencias oficiales sino en instalaciones militares. Después de conocerse en una fiesta cuando eran adolescentes, La pareja volvió a reencontrarse muchos años más tarde y se casó en 2003. Con una brillante carrera profesional, Ruiz estudió Derecho, trabajó en la sede de la OEA en Washington y después fue gerente de una clínica en Colombia.

Muy activa y visible desde que asumió el papel de primera dama, ha abanderado causas sociales como la seguridad alimentaria, la lucha contra la desnutrición infantil y la violencia sexual, pero también asuntos políticos como la agenda asociada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ahora, todo ese trabajo, que Ruiz se encarga de publicitar puntualmente en sus redes sociales, se ha visto eclipsado por un viaje en avión y un cumpleaños infantil que seguirán dando que hablar.

Fuente: Leer Artículo Completo