Sálvame: Irene Rosales interviene en directo en Sálvame muy enfadada con Anabel Pantoja

  • Irene Rosales anima a Anabel Pantoja a decir la verdad y no mentir por su tía.
  • Irene a Anabel: “¡Joder! Solo en esto, que sabe lo duro que es para mí, podría haber sido un poco más flexible porque a mí ya me duele”.


    Irene Rosales
    , sorprendiendo de todos, ha intervenido en directo en ‘Sálvame’ cansada de algunos comentarios que se estaban haciendo de su marido, Kiko Rivera. En concreto ha querido darle un toque de atención a su ‘prima postiza’ Anabel. La tarde arrancaba con unas imágenes grabadas con cámara oculta al hijo de Isabel Pantoja algo comprometidas, por lo que su mujer no ha dudado en salir en su defensa y aclarar lo que se ha dicho del problema de adicción de Kiko.

    Ella defiende a capa y espada que en su recuperación ha estado ella sola y sus amigos, nadie más. Isabel Pantoja le ofreció ayuda puntual en un ‘Rocío’, exactamente se trasladó allí una semana: “Es un tema que me duele bastante, porque el único momento en que mi suegra nos ayudó fue la semana que nos fuimos a ‘El Rocío”. “La madre de Kiko podría haber ayudado y lo digo porque me duele y porque a día de hoy seguimos sufriéndolo, esto no acaba de la noche a la mañana y quiero dejarlo claro”, insistía Irene. Por eso le molesta que Anabel no lo diga claramente.

    Siempre intenta quedar bien con las dos partes y eso es casi imposible, por lo que Irene le pedía claridad: “Llega un momento que se puede defender todo pero lo que yo he vivido no se puede defender de esa manera”. Anabel la escuchaba con los ojos vidriosos.

    La sobrina de Isabel Pantoja aseguraba que su tía no sabía mucho sobre el problema con las drogas de Kiko, y eso ha hecho encender a Irene. Ella ha explicado con pelos y señales de quién ha estado al lado de Dj en todo momento, y después de tres años, a la joven le está pasando factura. “Todo el mundo se ha puesto medallitas, la única que no se las ha puesto y que sigue acarreando con todo somos los amigos de Kiko y yo”.



    Fuente: Leer Artículo Completo