La carta abierta de Raquel del Rosario a su hijo con autismo

Muchas veces, la mejor manera de concienciar sobre una situación a la sociedad, es que alguien conocido y respetado por su trabajo, nos abra los ojos. Y si, además, esa persona lo vive en primera persona, se le añade un valor extra. Por eso, que ayer Raquel del Rosario dedicara unas palabras a su hijo Leo, que padece autismo, es de agradecer.

La cantante realizaba una publicación en Instagram, con dos fotos de su pequeño de espaldas (una tomada por su marido y otra por ella), y escribía: “Hoy, 2 de abril, se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. En este momento histórico que estamos viviendo, y que supondrá un antes y un después en la conciencia colectiva, tengo la esperanza de que, poco a poco, esta nueva versión del ser humano que se está forjando, ya no tenga la necesidad de celebrar días de concienciación de nada”.

Que logremos por fin aceptar e integrar al otro, sea quien sea, con sus capacidades y necesidades. Sin tener que recurrir a distintivos, campañas ni gritos de guerra, porque ya nadie nos señala o ignora. Porque todos tenemos un lugar”, proseguía la que fuera mujer de Fernando Alonso, añadiendo: “En las tribus de nativos americanos, las personas con capacidades diferentes se consideraban un regalo del Gran Espíritu y cada uno ocupaba un rol dentro del clan. Cada ser era un regalo, una necesidad para la tribu, por eso llegaba a la tierra, y nadie se planteaba lo contrario”.

Sé que para él, encajar en este mundo es todo un reto muchas veces”

Era entonces cuando nos contextualizaba la situación de su hijo. Los sentimientos con los que lidia a veces, a pesar de su juventud: Esta semana, Leo me dijo que quería irse a ‘La casa de arriba’, señalando al cielo. Sé que para él, encajar en este mundo es todo un reto muchas veces, pero sé que su presencia, como la de tantos otros es un recordatorio, un llamamiento de las voces antiguas para que volvamos a ser una Gran Tribu”.

Las barreras y diferencias las hemos creado nosotros. Feliz 2 de Abril, un día más, un regalo más. IN LAK’ECH (yo soy otro tú). HALA KEN (tú eres otro yo)”, remataba esa emotiva reflexión Raquel, haciéndonos ver que, parte de la solución, está en las manos de cada uno de nosotros.

View this post on Instagram

Hoy, 2 de abril, se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. En este momento histórico que estamos viviendo, y que supondrá un antes y un después en la conciencia colectiva, tengo la esperanza de que, poco a poco, esta nueva versión del ser humano que se está forjando, ya no tenga la necesidad de celebrar días de concienciación de nada. Que logremos por fin aceptar e integrar al otro, sea quien sea, con sus capacidades y necesidades. Sin tener que recurrir a distintivos, campañas ni gritos de guerra, porque ya nadie nos señala o ignora. Porque todos tenemos un lugar. En las tribus de nativos americanos, las personas con capacidades diferentes se consideraban un regalo del Gran Espíritu y cada uno ocupaba un rol dentro del clan. Cada ser era un regalo, una necesidad para la tribu, por eso llegaba a la tierra, y nadie se planteaba lo contrario. Esta semana, Leo me dijo que quería irse a “La casa de arriba”, señalando al cielo. Sé que para él, encajar en este mundo es todo un reto muchas veces, pero sé que su presencia, como la de tantos otros es un recordatorio, un llamamiento de las voces antiguas para que volvamos a ser una Gran Tribu. Las barreras y diferencias las hemos creado nosotros. Feliz 2 de Abril, un día más, un regalo más. ❤️ IN LAK’ECH (yo soy otro tú) HALA KEN (tú eres otro yo) Foto 1: papi, Foto 2: mami.

A post shared by Raquel Del Rosario (@raqueldelrosario) on


Fuente: Leer Artículo Completo