El coronavirus vuelve a poner a Julián Contreras en apuros económicos

No es la primera vez que Julián Contreras (¿por qué se alejó de los medios?) se ve en una situación complicada por motivos económicos. Tampoco es nuevo para él pedir ayuda cuando lo necesita. En esta tesitura se encuentra el hijo de Carmina Ordóñez después de que la crisis del coronavirus haya hecho estragos en su negocio como en tantos otros.

Este lo ha confesado en una entrevista con la revista ‘Semana’ en la que ha reconocido tener que hacer un ERTE a sus empleados y que le ha tocado tirar de ahorros para poder salir adelante en estos tiempos convulsos de los que, ni mucho menos, aún hemos salido. Por eso, Julián ha querido aprovechar esa ventana que se le abría para realizar ciertas críticas a las ayudas o la manera de gestionar la crisis que se ha tenido con personas que se encuentran en una situación similar a la suya.

“Yo tengo una nómina y me he visto recortado como cualquier otro. No hemos tenido ningún problema, ni con mi casera ni con ninguno de los servicios, pero me parece mal que haya cosas que se hayan suspendido de manera tajante”, explica, correcto como siempre es habitual que sea su tono.

Porque Contreras habla desde el conocimiento que le da haber estudiado la situación, evaluado las medias y, finalmente, haber pedido ayuda para no ahogarse: “Me he interesado por todas porque yo estoy en cualquier situación. No hay activa ninguna, pero hay que tener en cuenta también que hay personas que seguramente lo estén pasando peor que yo. Me parece dramático que se siga pagando el gas, la luz…”.

Julián, que declina hacer ninguna declaración sobre el punto en el que se encuentra su relación con sus hermanos, Fran y Cayetano Rivera, sí revela que está intentando manejar la ansiedad de la situación de la mejor manera posible. Recordemos que este es un problema que tampoco le es nuevo, y que le llevó a vivir una etapa oscura en su vida hace unos años.

“Lo primero que hay que hacer es entender que es una cosa involuntaria y que, por lo tanto, lo único que se puede hacer es esperar. La ansiedad esa porque termine ya te somete a mucho estrés y va a ser luego una locura. Es mejor no pensar ni en mañana ni en fechas ni en nada”, son sus palabras.

Fuente: Leer Artículo Completo