El accidente doméstico de Paz Padilla (y el sentido del humor con el que se lo ha tomado)

Después de la gran lección de vida que nos ha dado tras la muerte de su marido, a nadie le va a sorprender que Paz Padilla se tomé con la gracia digna de una humorista de su categoría un accidente doméstico. Y eso es justo lo que ha pasado, porque la gaditana hamostrado las consecuencias de un pequeño percance que ha tenido en la cocina y que hizo que terminara en las manos del médico.

Su mano, precisamente, fue la damnificada. ¿Qué le pasó? Ella misma lo explicaba ante sus ‘followers’ en Instagram, una red que su hija, Anna Ferrer, domina a la perfección (por la que gana un pastizal) y de quien parece que está aprendiendo para sacarle el máximo rendimiento a este medio de comunicación con sus seguidores.

“Os voy a explicar lo que me ha pasado. Resulta que el otro día hice carne al horno. Quise cortarla y el cuchillo no me cortaba muy bien y tuve la brillante idea, la estupidez mejor dicho, de coger el cuchillo jamonero. Y entonces… ¡raaaf! Me han puesto tres puntos. Así soy yo, por hacer el tonto”, explicaba en un vídeo compartido en sus ‘stories’.

Y, ojo, que tal y como se puede ver en esa grabación, ha decidido tomárselo de la mejro manera y podemos ver cómo ha decidido customizar el vendaje y pintar la punta de rojo, a juego con todas las uñas de sus dos manos. Sin duda, un ejemplo de cómo hay que tomarse las cosas en la vida.


Fuente: Leer Artículo Completo