Todo lo que queremos por Navidad es a ella, por qué Mariah Carey siempre será la diva que salva las fiestas, "Mis canciones me han salvado"

Imagina que atiendes una videollamada a las 12 de la mañana, tras tu tercer café, y tu interlocutora lleva un vestido plateado de lentejuelas. Suma a la imagen un enorme árbol de Navidad situado exactamente donde el resto de los mortales tenemos una estantería de nombre sueco. Ahora piensa que hablamos de una de las pocas personas del mundo que no necesita apellidos: Mariah. Así comienza este encuentro virtual con la única mujer capaz de hacer que los vestidos brillantes y los abetos titánicos resulten naturales antes de la hora del vermú. Acaba de presentar el especial Mariah Carey’s Magical Christmas Special (Apple TV+), una hipérbole navideña con actuaciones musicales junto a artistas como la actriz Jennifer Hudson o el rapero Snoop Dog, que celebra por todo lo alto las fiestas en el año en que las luces brillan menos que nunca.

He vivido momentos oscuros y sobrevivido a personas horribles porque he creído en mí misma”.

¿Podrá Mariah salvar las Navidades? “No me atrevería a decirlo así, pero, sin duda, vamos a celebrar las fiestas. Seamos claros: la Navidad no se va a cancelar. Va a pasar. Va a pasar. Va a pasar”. Lo dice tres veces, cada una más seria que la anterior. Teniendo en cuenta que su canción All I want for Christmas is you consigue cada Nochebuena 10 millones de reproducciones en streaming, es normal que tenga un plan para que, incluso este año, se celebre por todo lo alto. “Espero que podamos encontrar una forma divertida para celebrarlo con todo el planeta. Queremos crear una experiencia global para alegrar a todo el mundo en un momento tan delicado”, asegura la cantante, que confiesa que celebrará las fiestas “con toda la seguridad necesaria”. Teniendo en cuenta que el año pasado lo hizo con su novio, el bailarín Bryan Tanaka, y sus gemelos en una impresionante mansión de 22 millones de euros cortesía de Airbnb, no tendrá ningún problema para mantener las distancias Por cierto: dos de las estrellas del especial son sus hijos, Moroccan y Monroe. “No habría sido lo mismo sin ellos. Cantan, bailan y actúan. En el fondo, hacen lo que hacemos cada Navidad. Tener hijos es otro nivel”, dice emocionada. 

https://www.instagram.com/p/CIVm39KA9Ex/

Una publicación compartida de Mariah Carey (@mariahcarey)

Este ha sido un año especial para Mariah y para sus fans. Con motivo del 30 aniversario del lanzamiento de su primer disco, la diva ha publicado el álbum de rarezas The Rarities y ha convertido en bestseller sus memorias, con las que ha abierto la caja de Pandora. En ellas ha confesado que, cuando tenía 12 años, su hermana la drogó e intentó venderla a un proxeneta. “No había podido contarlo hasta ahora. ¿Cómo iba a poder contar algo tan traumático? La historia de mi vida está repleta de cosas tristes como esa, que había silenciado para sobrevivir. No te puedes regodear en tu tristeza ni decir que jamás te vas a recuperar: hay que salir adelante. Para mí era importante escribirlo y contar que era una chica normal, aunque no como las demás. Necesitaba que la gente entendiera las rarezas de mi vida, mi situación, lo duros que han sido los golpes que he recibido y cómo mis canciones me han salvado”. 

Pero Mariah es tan capaz de revolucionar las librerías como las redes sociales. Cuando el pasado octubre publicó una imagen con tres sillas con las iniciales AG, MC y JH en el respaldo, Twitter enloqueció. ¿Acaso Ariana Grande y Mariah Carey iban a compartir escenario por fin? Desde que hace cuatro años Carey confesó en televisión que no sabía quién era Ariana, cuya voz siempre ha sido comparada con la suya, se habla de cierta rivalidad entre las divas. Aunque Carey maneja el arte de cambiar de tema con la misma maestría que domina las notas del rango vocal: “Ariana es increíble. Ha sido genial trabajar con ella y con Jennifer Hudson. Creo que la gente no siempre recuerda que Jennifer, que tiene un talento inmenso, ha ganado un Oscar. Ahora voy a hablar desde mi faceta de productora: me encanta la diversidad de nuestras voces y cómo hemos jugado con ellas”.

Se refiere al trabajo de las tres artistas en Oh Santa, un tema de 2010 y que, en esta nueva versión, parece destinado a ser el siguiente número 1 de la cantante, con el que igualaría los 20 números 1 de los Beatles. “No puedo predecir algo así… La verdad es que cuando escribí la canción no estaba pensando en que podría ser mi siguiente gran éxito. Junto a Ariana y Jennifer, hemos trabajado como un auténtico grupo de chicas. Y como productora, he adaptado las voces para realzar cada una. Sería genial alcanzar el número 1, pero, ¿quién sabe lo que pasará?”.

En un momento en el que los cambiantes gustos de las nuevas generaciones hacen que los cantantes apenas disfruten de los 15 minutos de fama de los que hablaba Warhol, Mariah ha logrado mantenerse en el olimpo musical. Sus canciones han sido la banda sonora de nuestras historias de amor, de sus finales y, por supuesto, de las Navidades. Si la música ha sido su salvavidas, quizá sus temas funcionen como un botiquín de primeros auxilios para estos momentos. Ella tiene claro cuáles son sus vacunas sonoras: “Through the rain, Hero y Anytime you need a friend. Tengo muchísimas canciones tristes, pero no quiero que la gente se hunda. ¡Necesitamos animarlos y hay muchas canciones para hacerlo! Os mandaré una lista. En el fondo, escribo canciones para que la gente supere los momentos duros”.

No hemos recibido el listado, pero sí hemos logrado que resuma en un titular sus 30 años en la industria: “Una niña canta y escribe canciones desde el vientre materno. FIN”, dice de forma inmediata, antes de soltar una carcajada. Si ha resumido su carrera sin dudarlo un segundo, es porque no es la primera vez que esas palabras rondan su cabeza.

Tras mostrar su lado más vulnerable, ¿tiene ya el control de su vida? “No lo sé: es un proceso constante. ¿Se lo podéis decir a los medios? ¡Hay que decírselo a alguien! Ahora, de verdad… ¿Podemos avisar de esto? Porque creo que no lo saben”, dice mientras baja la cabeza con sus manos sobre ella, haciéndonos recordar a esa niña que escribe canciones desde el vientre materno. “La realidad es que tengo millones de inseguridades. Cuando termine esta entrevista, volverán a mí, pero quizá sea lo mejor… Lo que hago es defenderme. He superado momentos muy oscuros y he sobrevivido a personas horribles porque he creído en mí misma. No he querido ahondar demasiado en este aspecto en el libro, pero quizás algún día lo haga para proteger a los demás. Mis memorias, al final, son la historia de una superviviente, y para eso están: para que quienes creen que no van a poder seguir adelante vean que hay quien lo ha pasado tan mal como ellos… o incluso peor”.

Fuente: Leer Artículo Completo