Miguel Ángel Muñoz convierte a su abuela en ‘intagramer’ en plena crisis del coronavirus: así es la Tata, nuevo fenómeno viral

En numerosas ocasiones, Miguel Ángel Muñoz ha mostrado la enorme complicidad que tiene con su Tata. Su abuela. Incluso, en algún programa se la han llevado por sorpresa, provocando la emoción hasta la lágrima del actor. Ahora, en medio de la crisis del coronavirus y a sus 95 años, acaba de convertirla en todo un fenómeno viral.

Porque no solo podemos verla a través de los vídeos que MAM comparte ante sus más de medio millón de ‘followers’, sino que le ha creado su propio perfil y se está convirtiendo en una experta ‘instagramer’ que, a través de su sentido del humor, hace más llevadero el cofinamiento a quien recibe sus mensajes positivos al otro lado de la pantalla.

Tengo 95 años y me hago tecnológica para ayudar a que nos quedemos en casita para combatir el coronavirus“, se puede leer en la descripción de su perfil, @soylatatareal. Y si bien es cierto que sus primeras publicaciones datan de finales de 2017, no ha sido hasta ahora cuando ha intensificado su actividad a través de la entrega de su nieto.

Ambos han formado un tándem ideal, convirtiéndose en fenómeno viral de la cuarentena. Desde hace semanas, hablan todos los días con sus seguidores. Conversaciones entre ellos, en las que Miguel Ángel le cuenta historias de su profesión y ella relata pasajes de su vida. Pero también bailes para levantar el ánimo de quienes lo están pasando peor durante el confinamiento.

Durante aproximadamente media hora, ofrecen un espectáculo igual de tierno que símbolo de homenaje a los abuelos, uno de los sectores más castigados por el coronavirus. Y se deja al descubierto el lado más humano de Muñoz.

Aunque sin duda, el más simpáticos de todos los vídeos que han compartido, es esa conversación con Carlos Latre, que le imita a ídolos de la Tata como El Fary o Carmen Sevilla para que mantenga una charla ellos de lo más divertida. Para llorar de la risa, como ella misma dice al lado de la grabación.

Fuente: Leer Artículo Completo