Leticia Sabater, desesperada por deshacerse de su chalé

Un año y medio después de colocar el cartel de ‘se vende’, Leticia Sabater no ha sido capaz de encontrar comprador para el chalé de su propiedad (y en el que reside) situado en la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo. Un millón era lo que pedía la artista, que no tardó en bajar el precio 101.000 euros. Ni por esas.

Esa bajada no era la primera argucia que empleaba para intentar ‘colocar’ el chalé. Poco después de ponerla a la venta, decidió alquilar alguna de las habitaciones durante los fines de semana. Con ella dentro, por supuesto. En el anuncio, no dudaba en señalar todas las comodidades con las que se contaba (incluido jardín con piscina) por tan solo 350 euros.

“Podéis disfrutar de un chalet independiente, tranquilo, en una de las mejores urbanizaciones de las afueras de Madrid; a 20 km, con 2.000 metros cuadrados de jardín, tumbonas, porches para comer o cenar al aire libre”, se podía leer en ese anuncio en el que, además, ella se presentaba como una compañera de estancia ideal: “limpia, cuidadosa y tranquila”.

Un servicio que daba por Airbnb y que fue muy criticado, a pesar de que a ella le pareció la gran idea de su vida. Ahora, ha decidido encomendar la tarea de vender la casa a una agencia inmobiliaria dedicada a las propiedades de lujo. Vamos, lo que habría sido el plan perfecto desde el principio. Una estrategia con la que tiene el pálpito de que, esta vez sí, podrá quitarse la casa de encima.

Fuente: Leer Artículo Completo