El embarazo sin filtros de Paula Echevarría y otras cuentas de Instagram que ayudan a muchas madres

A punto de dar a luz a su segundo hijo, Paula Echevarría nos ha dado una lección de realismo, estilo y buen humor a todos a través de sus redes sociales. Desde que hiciera público su embarazo, la actriz ha querido compartir en su cuenta de Instagram cómo ha ido evolucionando su cuerpo y su estilo, consciente de que millones de ojos estarían atentos a cómo sería el proceso. Y ese “cómo sería” no dista mucho de la realidad de la mayoría de las mujeres que pasan por un embarazo: el cuerpo va creciendo, las hormonas se disparan, se retienen líquidos, la cara refleja cansancio y felicidad en igual medida y llega un momento, allá por la semana 38, en la que ni la propia madre es capaz de hacerse con su figura. Sin más.

https://www.instagram.com/p/CNE-pzVHg3r

A post shared by ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche)

Y eso es lo que Paula Echevarría, de quien se han hecho injustos juicios de valor por su peso, nos ha ido contando. Pero, ¿qué es eso de “coger más peso de la cuenta”? En teoría, una mujer aumenta una media de 12 kilos en esas 40 semanas de gestación. Y decimos en teoría porque cada cuerpo es un mundo y las hay que engordan solo 8 kilos, como hemos visto últimamente en algunas modelos, o 25 kilos, como ha confesado la propia Paula a Natalia Verbeke en un hilo de su cuenta de Instagram. En ambas situaciones, la belleza de la maternidad es indiscutible.

https://www.instagram.com/p/CM9IXnJqtmM

A post shared by ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche)

Sin embargo, esta diferencia entre unas y otras nada tiene que ver con un comportamiento irresponsable a la hora de alimentarse u otras leyendas que desde las redes sociales han tenido que escuchar muchas madres famosas como Paula, que viven bajo una permanente lupa crítica. Lo que muchos parecen no entender es que la maternidad es mucho más unos kilos extra. Factores hormonales, genéticos o incluso una diabetes gestacional (que siempre debe estar bajo vigilancia médica) pueden interferir en esta variación de peso, pese a que la madre lleve una dieta equilibrada, sana y apta para la correcta formación de su bebé. Por consiguiente, cualquier crítica en este sentido está fuera de lugar.

Paula, como en su día hicieran también hicieran Ashley Graham ​o Chrissy Teigen, no ha querido ocultar su realidad tal y como es: en un embarazo se coge peso, sí o sí. En el caso de la española, el sentido del humor y la naturalidad han estado siempre presentes. Una actitud aplaudida por sus millones de seguidores.

Pero, ¿por qué es importante la naturalidad de Paula Echevarría en las redes pese a estar viviendo algo completamente normal en esta etapa? Pues porque en un mundo dominado por unos cánones de belleza aún demasiado tiranos, muchas madres sienten una presión exterior nada favorable para su estado. Son muchas quienes creen que pueden tener un embarazo como el de Emily Ratajkowski y estar totalmente planas pocos días después de haber dado a luz. Pero, seamos realistas, eso no es algo demasiado común y esas esperanzas se pueden transformar en frustración cuando no se consigue. Una sensación de (falso) fracaso que en ocasiones se traduce en depresiones posparto cuando ni el físico ni la mente acompañan a la madre.

https://www.instagram.com/p/CMcaPEGrgxx

A post shared by La Vida Madre (@lavidamadre.es)

Cuentas de Instagram como @lavidamadre plantea precisamente esa diversidad que es el proceso de la maternidad. Que no hay estándares ni cuerpos iguales y por tanto, cada maternidad es única. En esta cuenta, un proyecto en el que participa Ariadne Artiles, las futuras madres pueden encontrar valiosos testimonios de otras mamás que han pasado por infinidad de escenarios: de las que están pletóricas y felices a las que hablan abiertamente de sus dolores, heridas, partos, cicatrices o depresiones. Sin duda, una ayuda extra para la montaña rusa emocional que es un embarazo.

https://www.instagram.com/p/CK6cQmVjNB4

A post shared by Carmen de la Cruz (@bridalada)

Influencers como @mistrillis, @matmami_, @justmummies o @bridalada también comparten sus experiencias en redes, convirtiéndose en el más claro ejemplo de que todo es físicamente normal en un embarazo y un posparto, tanto la que se recupera en tiempo récord como la que lo hace más tarde y tiene huellas del proceso.

https://www.instagram.com/p/CKw1dTVFoCI

A post shared by MISSTRILLIS🌸 (@misstrillis)

Lo que está claro es que sea cual sea la situación de cada futura madre, la unión y el apoyo colectivo se convierte en la mejor terapia para vivir esta experiencia vital de la mejor manera posible, sin críticas ni juicios superfluos. #Elpoderdelapositividad

Fuente: Leer Artículo Completo