Cindy Crawford cuenta por qué le recomendaron quitarse su famoso lunar sobre el labio

La perfección y la belleza canónica no es el único camino para llegar al éxito en el mundo de la moda. Algo que sabe bien Cindy Crawford. Ella fue una de las supermodelos de los años 90, un grupo de mujeres que se convirtieron en referencia de belleza, admiradas por todas y exitosas a más no poder. Incluso con sus imperfecciones.

Uno de los rasgos que sobresale en el rostro de Crawford es su archiconocido lunar sobre el labio, el mismo que estuvo a punto de desaparecer en sus comienzos. La modelo, que ha sido entrevistada por su compañera Naomi Campbell para una serie de entrevistas que está haciendo en su canal de YouTube, ha contado: “La primera agencia de modelos a la que fui estaba en Chicago, era pequeña, ni siquiera recuerdo el nombre. Dijeron que debería quitarme el lunar y mi madre dijo: ‘Ok, puedes hacerlo, pero no sabes cómo va a quedar la cicatriz‘”.

Cindy decidió mantener su lunar, pero muchas publicaciones intentaron taparlo con maquillaje o editarlo de sus fotografías, ya que era visto como una imperfección. “No es plano, no puedes tapar mi lunar, de lo contrario parece un grano gigante”, ha contado Cindy Crawford a Naomi Campbell.

Naomi no dudó en preguntarle cómo se sentía cuando la retocaban: “De niña odiaba tener una marca de belleza. Mi hermana lo llamaba una marca fea. Siento que siempre queremos lo que no tenemos. Como las chicas con el pelo rizado quieren el pelo liso y las chicas con el pelo liso siempre quieren el pelo rizado”.

Aunque en sus primeros trabajos en Japón decidieron borrarle el lunar mediante retoque fotográfico todo cambió cuando hizo su primera portada con Richard Avedon: “No sabía si lo dejaría o lo quitaría, decidió dejarlo y toda vez que me vi con él en la portada, dejó de ser un problema”. Y no solo eso, se convirtió en uno de sus rasgos más conocidos e incluso muchas mujeres del mundo soñaron con tener un lunar como el de Cindy.





Fuente: Leer Artículo Completo