Carrie Symonds, Boris Johnson y el bebé de Downing Street

Como haría cualquier millenial de manual, Carrie Symonds utilizó su cuenta en Instagram para anunciar la buena noticia al mundo. “Normalmente, no publicaría estas cosas aquí, pero quiero que mis amigos lo sepan por mí… Nos comprometimos a finales del año pasado y esperamos que el bebé salga del cascarón a principios de verano”, escribía Symonds en su perfil privado de la red social acompañando el anuncio de una acaramelada fotografía de ella y su pareja, el primer ministro británico Boris Johnson.

En cuestión de minutos y apenas once días después de que Johnson firmara el divorcio de su mujer de los últimos 25 años Marina Wheeler, la noticia ya ocupaba los titulares de toda la prensa británica. Poco después, los portavoces del primer ministro confirmaban la noticia.

Efectivamente, el bebé llegará a principios de junio y la boda será la primera protagonizada por un primer ministro británico en más de dos siglos, aunque de momento no ha trascendido ningún detalle del enlace. Según el diario ‘The sun’, Symonds estaría considerando tener un parto en casa y su futuro marido planea disfrutar de su prolongada baja de paternidad durante los meses de verano.

Unos días más tarde de hacer el anuncio, y después de varias semanas alejada de los focos, Symonds se dejaba ver en público junto a su prometido y evidenciando una incipiente barriga de embarazada, pero también luciendo su nuevo anillo de compromiso, una alianza con un gran zafiro azul que le ha valido comparaciones con el anillo de compromiso de Kate Middleton, que antes perteneció a Diana de Gales.

Será el primer hijo de Symonds y teóricamente el sexto de Johnson, que nunca ha querido aclarar exactamente cuántos hijos tiene. A los cuatro que tuvo con Marina Wheeler, y que ya son adultos, se suma una más fruto de una relación extramatrimonial con la consultora de arte Helen Macintyre que Johnson tuvo que reconocer en 2013 después de una larga batalla judicial.

Su empeño por no querer aclarar cuántos hijos tiene (ni siquiera su página de Wikipedia es capaz de resolver el misterio), ha alimentado todo tipo de especulaciones sobre su descendencia, pero también las reacciones sarcásticas en Twitter sobre su futura paternidad.

Fuente: Leer Artículo Completo