Alejandra Rubio: "Me siento culpable de haberme ido de casa en la recaída de la enfermedad de mi madre"

Debido al éxito del puente de las emociones de ‘Supervivientes 2020’ -y la confesión de Ana María Aldón-, otros programas de la cadena están replicando el formato en sus platós, como ha sido el caso de ‘Viva la vida’. Para ello han contado con la ayuda de Alejandra Rubio, que se ha abierto en canal bajando las escaleras del plató.

La hija de Terelu Campos se ha enfrentado a palabras como la culpa, el perdón, el arrepentimiento o el distanciamiento, mostrando por primera vez una parte desconocida hasta ahora de ella.

Fue en la primera parte donde Alejandra reconoció sentirse culpable por haberse marchado de casa cuando a su madre le diagnosticaron por segunda vez el cáncer de mama en el 2018: “Me siento culpable de haber dejado sola a mi madre con su enfermedad. Solo pensé en mí”, reconocía emocionada la joven, y añadió: “Debería haber esperado… Lo pasó tan mal”.

De hecho, a pesar de que su madre quiso protegerla y no involucrarla en el duro proceso, Alejandra considera que “podría haberla apoyado anímicamente” si no se hubiera marchado. Estas declaraciones sorprendieron al público. También a la propia Terelu, que era ajena a todo esto y entró por teléfono, protagonizando un emotivo momento.

Con la voz entrecortada, la colaboradora de ‘Sálvame’ afirmaba: “No ha sido fácil. No le tengo que perdonar por eso porque yo siempre intenté mantenerla al margen. Es lo que más me importa en el mundo y no quería que sufriera”. También liberaba a su hija de la culpa al confesar: “Que ella no estuviera en casa fue mejor para mí porque me permití disimular menos”.

Sin ninguna duda madre e hija protagonizaron un bonito momento que se cerró con las palabras de una Alejandra muy emocionada: “Le podría pedir perdón por mil cosas. Sé que tengo un carácter muy complicado y ella lo ha soportado. Te quiero”.

Fuente: Leer Artículo Completo